LA TORMENTA SE UNIÓ AL CUMPLEAÑOS DE LOCO DICE

LA TORMENTA SE UNIÓ AL CUMPLEAÑOS DE LOCO DICE

Un mozón ha pasado por Ibiza, una tormenta de las gordas descargó en la isla toda su furia ayer por la noche con una tromba de agua masiva. Carreteras cortadas, playas vacías, alcantarillas reventadas, caos en el tráfico, terrazas de los bares anegadas…., lo típico en una situación como ésta. ¿Pero esta tempestad con tintes apocalípticos afectó a la oferta electrónica de esa noche? Of course, y por desgracia la mayor perjudicada fue Hyte, justo la noche en la que se celebraba el cumpleaños de Loco Dice con la presencia, nada más y nada menos que de Carl Cox.

El diluvio universal que se vivió ayer en Ibiza no solo trajo agua, truenos y rayos estremecieron la isla. Aparte de producir aullidos de perro y crisis nerviosas a los más temerosos, también causó estragos en el sistema eléctrico insular, ergo causó estragos en el sistema eléctrico en algunos de los clubs. Pese a las inclemencias meteorológicas los clubbers salieron a disfrutar de la noche, y la fiesta en la que todo el mundo quería estar era Hyte. La gente que había comprado su ticket rápidamente entraba en Amnesia para encontrar refugio, pero irónicamente mucha de la gente que se encontraba en la lista de invitados tuvo que esperar bajo la lluvia, ya que el sistema informático se había caído debido a la magnitud de la tormenta. Los afortunados que desconocen la palabra cola tuvieron que sufrir en sus carnes la impaciencia y la desesperación por la espera.

Amnesia se veía increíble, más de 6.000 personas llenaban las dos salas esperando la oportunidad de ver a Cox y Dice pinchando juntos. Libres del cataclismo pluvial que azotaba el exterior la gente bailaba y llenaba de energía positiva las dos salas, elevando la temperatura corporal de los allí presentes. Pero los elementos azotaban el club de San Rafael con la misma furia que lo hicieron contra la Armada española, y los generadores comenzaron a ceder. Un gran parón de varios minutos que parecieron horas y la aparición de alguna gotera sobre el escenario especial que habían preparado, hicieron que el ritmo de la fiesta se contaminara.

Todas aquellas vicisitudes, todos aquellos problemas técnicos no importaban, ya que en pocos minutos Carl Cox iba a romper la noche en una de sus pocas actuaciones de la temporada. Pero lo que se rompió fue su ordenador, que por la acumulación de electricidad estática, por la tormenta, por la mala suerte de Hyte, o por lo que sea el maldito computer no arrancaba. Otro parón y otra oportunidad para que la bajona se esparciera por la sala. Afortunadamente se soluciono y pudimos disfrutar de un poco de Cox y de un poco Loco Dice B2B Carl Cox. Pero no fue lo mismo.

Hyte no ha encontrado el pulso a la isla, no nos preguntéis por qué. Tienen todo para convertirse en los reyes de los miércoles pero siempre se encuentran con obstáculos que retrasan su crecimiento. La que debía ser su mejor fiesta de la temporada, empresarialmente ha sido un éxito, pero en la memoria de los clubbers no se recordará como una noche épica de música electrónica, se recordará como una noche donde las goteras y los cortes eléctricos solaparon a dos grandes como Carl Cox y Loco Dice.

Peter Quinn

Comentarios

Comentarios