Escribe para buscar

#EXCITING PLACES: BERLÍN

Compartir

Esta vez en nuestra sección #ExcitingPlaces queríamos ir al corazón de Berlín y no encontramos mejor forma que hacerlo que con Viktor Talking Machine (Monaberry/Superfriends) y Dompe (Get Physical/Jackfruit) para que nos hablen de la ciudad clubber por excelencia ya que ellos lo conocen realmente bien.

¿Podríais nombrarnos dos clubes en Berlín?



Viktor Talking Machine: Berlín tiene tantos grandes clubes, que es difícil para nosotros elegir dos. Cada club es especial y tiene su propio encanto. Pero por nombrar los clubes que pinchamos a menudo el año pasado, nos gustaría mencionar a Sisyphos y «Wilde Renate». Cada vez que tocamos en el primero de ellos el público se vuelve loco, da igual el horario que tengamos. El lugar es impresionante, con muchas áreas para relajarse y es fácil pasar todo el fin de semana allí.

Dompe: Bueno… Berlín es el país de las maravillas en lo que respecta a sus clubes. Mi favorito es Sisyphos, donde también disfruto mucho como clubber. El ambiente y la ubicación son incomparables con cualquier otra cosa. Y todo el equipo es increíble. Y no hay que olvidar que hacen la mejor pizza de la ciudad. El verano es realmente algo especial allí. Otro club muy agradable es «Salon zur wilden Renate». Un lugar que también se destaca por ser un viejo edificio de apartamentos con muchos pisos pequeños y un área realmente agradable al aire libre. El sonido es asombroso en todos esos lugares, pero lo mejor de todo es que los clubes están a una distancia corta de mi casa.

¿Cómo ven la escena de clubes actual en Berlín?



VTM. La escena de clubes es increíble, como siempre, con grandes artistas, clubes muy buenos  y clubes que deberían cerrarse. Creemos en la auto-regulación y eso es lo que ha pasado con los clubes. El mayor problema es que los espacios para los clubes son cada vez más pequeños, porque Berlín está vendiendo el terreno a inversores que prefieren los apartamentos a la gente de la fiesta.

D: Creo que no hay muchas ciudades en el mundo donde puedas divertirte 24 horas al día, 7 días a la semana. Hay una alta tasa de fluctuación y siempre hay nuevos clubes increíbles. Un club tiene que cerrar y poco después se abren dos nuevos. Gente nueva con sus propias ideas y visiones. Así que siempre hay nuevos lugares para explorar.

¿Qué es lo mejor y lo peor?

VTM La libertad en Berlín para hacer lo que quieras y vivir tu vida como quieras es lo mejor. No puedes estar demasiado loco para Berlín. Lo peor es que Berlín se siente como una gran venta de cultura de club. Mucha gente sólo quiere ganar dinero con la escena y no tiene ningún respeto por la música y la gente que vive por la música.

D: La amplia gama de clubes diferentes es lo mejor y también lo peor, creo. Hay algo para disfrutar para todos, pero a veces puedes tener la sensación de que hay demasiadas opciones también pero la ciudad podría venderse a precios ridículos en cualquier momento para construir apartamentos de mierda o más sitios de negocios que nadie necesita.

¿Qué piensas de la situación actual, que no todos los clubes sobreviven para pagar sus cuentas en Berlín?



VTM: Pensamos que ahora, hoy en día hay dos maneras de hacer un club… Hacerlo con dedicación y sólo por un periodo corto de tiempo o hacerlo como un negocio por un período más largo. Un buen club siempre puede pagar las cuentas, porque tienes gente que se ocupa de economía del mismo y un respaldo que tu club está lleno de gente. Otro hecho es que hacer un club exitoso es en su mayoría sólo un período corto, luego el escenario cambia y la gente que ayudó al club a hacerse famoso ya no es parte del equipo.

D: Abrir tu propio club puede sonar genial al principio, pero es super agotador. En las grandes metrópolis, especialmente en Berlín, hay mucha competencia. Siempre hay que ofrecer algo nuevo y así el club irá bien. Los costes de funcionamiento del club son tremendamente altos. Y hablo desde mi propia experiencia personal. He estado dirigiendo un club en Colonia durante dos años. Y para hacerlo aún más difícil, Berlín no está exactamente del lado de su propia cultura de club.

¿Cuál fue el primer club en el que estuviste en Berlín?

VTM: El primer club en el que estuvimos fue Tresor. Esto fue después del Love Parade de 1998. Una época súper intensa y una gran experiencia, donde conocimos a muchísima gente genial.

D: Tresor 1998.

!Muchas gracias chicos! Ojalá y pase rápido esta situación tan desagradable y vuelva todo a su cauce.

Comentarios

Comentarios