Escribe para buscar

LABORATORIO SONORO #12: TEENAGE ENGINEERING PO-12

Compartir

Si algo diferencia esta marca del resto, es sin duda, el cuidado del detalle, la originalidad, y la visión futurista de la que hacen gala en cada uno de sus productos. En esta ocasión, nos echamos a la espalda, (o mejor dicho, al bolsillo) una caja de ritmos, del tamaño de un móvil, que funciona a pilas, y que tiene muchas más funciones que artículos con 10 veces su tamaño, su peso y su precio.

La pequeña caja de ritmos PO-12 sería la primera en aparecer, en lo que finalmente se convertiría en la familia Pocket Operators, compuesta por sintetizadores, samplers, bajos, leads…

Aunque con un tamaño extremadamente reducido, este operador de bolsillo ofrece 23 botones operativos, con varias funciones por cada uno de ellos, 2 potenciómetros, una pantalla (en la que unos pequeños dibujos nos informan de lo que está sonando) y dos entradas de minijack, que pueden ser usadas para audio sync o para salida de audio.

A nuestra disposición tendremos 16 sonidos de percusión, absolutamente modificables, tanto en tonalidad como en duración. También ofrece 16 patrones de memoria, y todo esto con grabación y modificación instantánea. Por si todo esto fuera poco, 16 efectos automatizables para adornar, más aún si cabe, la infinidad de posibilidades que nos ofrece esta joya.

Orientado a: Por una parte, se puede tomar un enfoque de aprendizaje, o primer contacto con el mundo de los sintetizadores y cajas de ritmos. Por otra parte, aporta calidad de sobra como para ser usado en cualquier producción. Bajo mi punto de vista, Techno.

Lo mejor: Todo es bueno en esta reducida caja de ritmos, la cantidad de posibilidades que ofrece, la convierte en un artículo súper completo, a un precio asequible a cualquier persona.

Lo peor: Tener la oportunidad de disfrutar de un instrumento tan completo a ese precio, me impide decir nada negativo.

Por José María Moreno Vega (www.djmania.es)

Comentarios

Comentarios