Escribe para buscar

#INTHESTUDIO: MAX COOPER

Compartir

Hola Max, muchas gracias por regalarnos parte de tu tiempo! Es un placer para nosotros hablar un poco sobre tu proceso creativo y tu acercamiento a la tecnología.



Tuvimos acceso a algunas imágenes de su estudio, creemos que no eres uno de esos artistas que necesita tener un costoso museo de sintetizadores analógicos para hacer electrónica de la más alta calidad, ¿nos darías algún consejo para jóvenes creativos que pueden sentirse abrumados por equipos muy caros en algunos estudios de muchos artistas y aficionados?

Sí, yo era uno de esos que no tenía dinero para comprar sintetizadores durante los primeros años de hacer música, sino que me concentré en tratar de conseguir buenos altavoces de monitor y en tratar de conseguir una buena acústica. Recientemente he estado probando el sistema de referencia 4 de Sonarworks para ajustar automáticamente el perfil del ecualizador para dar una respuesta más plana en el estudio.Si que es cierto que no estoy seguro de que sea perfecto, pero definitivamente ayuda. Por ejemplo, tengo unas ondas estacionarias de 50 Hz en este momento que pueden enturbiar mis mezclas de graves, y ese sistema de ecualización es precisamente el que da un sonido más equilibrado, lo que ha demostrado ser útil para mis mezclas. Creo que es importante aprender  de oído también, sin embargo, cuantos más controles y equilibrios haya en su lugar, mejor.

En cuanto a cómo empezar sin equipos caros, es increíble lo que se puede hacer digitalmente. Rob Clouth es posiblemente mi productor de música electrónica favorito en el mundo y lo hace todo digitalmente con enfoques muy creativos, construyendo sus propias herramientas y técnicas que crean un sonido como nadie más. Si estás usando el mismo equipo analógico que todos los demás, también sonarás un poco como ellos. El mundo digital es mucho más grande en términos de número de herramientas y posibilidades, especialmente cuando tienes mundos como MaxMSP y Reaktor, etc., así que puedes encontrar algo sorprendente y nuevo si estás dispuesto a invertir el tiempo. Esa es la clave para mí, no se trata tanto de lo que usas, sino de cuánto tiempo y esfuerzo pones para encontrar una receta en la que realmente creas.

Creo que gran parte del papel de los equipos analógicos no radica tanto en que los osciladores o filtros sean analógicos, sino en el hecho de que se consigue un control directo fuera de la pantalla. Así que esa es otra cosa que recomendaría para cualquiera que quiera desarrollar cosas sin sintetizadores costosos – probar interfaces de hardware, que pueden ser bastante baratas, pero que le pueden dar una interacción más práctica con sus sintetizadores suaves, por lo que el diseño de sonido y la reproducción en vivo pueden convertirse en una experiencia más divertida e implicada. Y por supuesto, también hay algunos sintetizadores de hardware relativamente baratos, como el Korg Volca, por ejemplo.


Aparte de la expansión del mundo DIY, del video-modular y del Eurorack o del inesperado retorno de todo lo vintage, en términos de consumo masivo hemos notado una creciente oferta de clones analógicos de marcas como Behringer e incluso Yamaha, la propuesta de traer de vuelta una nueva versión del famoso CS 80 parece habernos estancado en un mercado tecnológico que mira al pasado más allá de una visión futurista, ¿qué piensa usted de ello?

Hemos estado condicionados a disfrutar del sonido de estos sintetizadores clásicos por la música que escuchamos desde pequeños, así que creo que es un proceso natural, estas recreaciones. He confiado mucho en mis propios Prophets y Moogs, que son remakes modernos de clásicos, pero para mí personalmente sigue siendo muy importante complementarlo con muchas técnicas digitales modernas, reverbs de convolución, procesamiento granular, efectos, sistemas semi-generativos, esas cosas que no existían en los primeros tiempos de los sintetizadores, para crear algo nuevo que todavía tiene esa riqueza inexacta y hermosa de esos sintetizadores tempranos. Son todos esos «errores» que se cometieron en la primera síntesis que nos complacen ahora que podemos hacer todo precisamente con las computadoras, cuando encontramos que la humanidad ha estado un poco perdida en alguna parte. Pero hay muchas otras maneras de incorporar ese sonido más libre y erróneo en las técnicas informáticas también, el LFO está asignado a muchos parámetros para darles un pequeño bamboleo alrededor de cualquier valor que se establezca es un ejemplo fácil. Así que para mí, la mejor manera de avanzar es tomar lo mejor de lo viejo y lo mejor de lo nuevo y unirlo todo.

La tecnología DSP o componentes electrónicos de alta calidad parece estar viviendo su propia crisis creativa, ¿hacia dónde crees que va el futuro cercano?

El software es donde con seguridad existen más posibilidades. Sin duda, muy pronto tendremos un auge de nuevos instrumentos y técnicas impulsados por el aprendizaje de la máquina. Estoy deseando que llegue a donde pueda ir el músico, eso sí, en colaboración con sistemas más inteligentes de los que hemos tenido acceso antes.

Prophet 08, Prophet 6, dx 7, Juno 60, sub 37, minitaur, pedales, ipad, tape echo …. ¿Cuál ha sido tu última incorporación? ¿Cuál es el instrumento que siempre quisiste tener y nunca tuviste?

Siempre quise un Moog polifónico, y el Memory Moog siempre había estado fuera de mi alcance, así que me metí de lleno en uno de los primeros Moog One’s que llegaron al Reino Unido y lo he estado usando en mi nuevo proyecto de álbum para el lanzamiento en el Barbican de Londres el 28 de septiembre. Es la bestia de máquina, todavía estoy aprendiendo y aún tengo una idea intuitiva de ella, pero sí, es algo que había estado buscando y que ya está demostrando ser útil, particularmente para el diseño de sonidos extraños. El Prophet 6 sigue siendo mi favorito en este momento, sin embargo, es un sintetizador de diseño musical, casi todo lo que hace suena genial, y tiene el equilibrio perfecto de simplicidad y complejidad para mí, fomentando los free jams y las ricas opciones de modulación sin ralentizar demasiado el proceso de trabajo, sin tocar nada en la pantalla.


Nos gustaría conocer su relación con herramientas como Subpac

El bajo es tan difícil de corregir, que cualquier herramienta extra para dar otra visión es útil, y el sub pac ofrece una forma muy económica de conseguir que la experiencia del club de graves masivos baje hasta los 20 Hz más o menos – físicamente hace retumbar los graves hasta la espalda, lo que también tiene una agradable experiencia de masaje al respecto. Mi antiguo sub pac no está particularmente bien equilibrado en todo el espectro de frecuencias, así que algunas frecuencias parecen más altas que otras, pero he pedido la nueva versión de asiento que acaba de salir al mercado, que espero que sea más equilibrada.


Sus arreglos son ricos en detalles, ¿es importante para ti tener una formación clásica en términos de composición? ¿Pasas muchas horas delante del ordenador con detalles?

No sigo ninguna regla en particular en cuanto a los arreglos si eso es lo que quieres decir, aparte de imaginarme a mí mismo en el lugar escuchando el tema y haciendo lo que me gustaría escuchar en cuanto al desarrollo. Me encanta detallar, aunque sí, paso mucho tiempo jugando con pequeños sonidos. Esa es la fase final de la creación de cada pieza musical, después de la fase inicial de ideas melódicas básicas, luego la percusión y la mezcla, luego la fase de detalle que puede durar tanto como el resto. Es un proceso mental muy diferente, a veces te sientes muy bien en la fase de creación musical de los acordes y melodías que es muy sentida y consciente. El detalle es donde me siento y disfruto de la atmósfera y dejo que mi subconsciente se enrede con pequeños sonidos durante días.


Siempre has cuidado el contenido estético y visual de tu obra, ¿cuáles son tus referencias favoritas en este campo? ¿Está interesado en la síntesis de vídeo?


Koyaanisquatsi fue una de las primeras influencias importantes en mí en términos de mi enfoque audiovisual, y también influyó mucho en mi decisión de crear el nuevo proyecto Glassforms con Bruce Brubaker, en el que estamos explorando la reelaboración electrónica y pianística de piezas de Philip Glass. Siempre me gustaron los primeros trabajos audiovisuales de Warp records, las clásicas colaboraciones de Cunningham-Aphex, y el video de Cunningham en Bjork siendo posiblemente mi ejemplo favorito de video musical de todos los tiempos, pero también los proyectos de Plaid, Autechre y Squarepusher de video musical de los primeros tiempos, estos chicos estaban en ello con mucha anticipación. Siempre me ha gustado eso, y luego me dediqué a la investigación científica antes de dedicarme a la música a tiempo completo, y en algún momento me di cuenta de que todo mi trabajo científico estaba muy orientado a lo visual y se prestaba muy bien a la narración abstracta de cuentos junto con la música electrónica, así que salté a ese hoyo y nunca salí de él. La naturaleza es la fuente más rica de arte, así que no espero necesitar una fuente de arte diferente.

Su trabajo se expande en territorios muy diferentes, desde música de club o incluso ambient hasta obras clásicas o experimentales.¿Cambias los enfoques o la configuración de la música para cada proyecto?

Sí, todos los diferentes espectáculos en vivo – Sonido 4D, sonido envolvente, visuales en vivo, piano en vivo y electrónica, tienen su propio sistema personalizado adaptado a las demandas de ejecución en vivo con cada uno. A veces trabajo con cada pequeño sonido de forma independiente, como con los espectáculos de sonido envolvente, en los que quiero que cada elemento tenga su propia vida en el espacio, y a veces me concentro más en estratificar y estructurar piezas enteras de música con diferentes experiencias visuales. Es sólo una cuestión de lo que sea necesario para crear la mejor experiencia de audiencia posible, y permitirme la flexibilidad de interactuar con la gente de allí y optimizar mi set. No uso listas de canciones preestablecidas por esa razón, exceptuando cuando estoy haciendo un concierto de música clásica con un músico en vivo que no puede tocar sin una partitura. Para mis exposiciones individuales trato de mantenerlo lo más flexible posible, ya que a veces estoy tocando en espectáculos agradables a las 8pm, y a veces en un caos sudoroso a las 6am. Me encanta esa variación, que mantiene todo lo interesante para mí, por eso me gusta lanzar muchos estilos diferentes, para darme una buena gama de opciones musicales tanto en el estudio como en las actuaciones. Lo mismo ocurre con mi sello, Mesh, donde estamos lanzando una mezcla de ambient, experimental y techno de gente como Rob Clouth y Nicolas Bougaieff, melódica rota de Brecon, y un enorme e intrincado trabajo en el club con el nuevo álbum de Alex Banks que salió el mes pasado.

 

Comentarios

Comentarios